Pinceladas de la historia de la trufa

Aunque a algunos les parezca un producto algo novedoso, que está en auge ahora mismo, lo cierto es que la trufa negra se utiliza desde hace mucho, mucho tiempo. Las civilizaciones griegas y romanas ya las utilizaban como alimento apreciando su gran valor gastronómico, al cual le atribuían cualidades terapéuticas y afrodisíacas. Es más, se han encontrado artículos en los que se relacionan a los egipcios con la trufa. ¡¡¡Así que imaginaros cuantos siglos!!!

img tag

«Timbal relleno de picadillo de pechugas de faisán y trufas». HIPÓCRATES, médico griego del siglo V a.C.

Fuente: http://www.pbs.org/wgbh/nova/body/hippocratic-oath-today.html

Después de la caída del Imperio Romano, llegó el declive del esplendor de la trufa, ya que se relacionaba con cultos paganos y el demonio.

En el Renacimiento, la trufa, tuvo una gran expansión, pues era un símbolo de riqueza y estatus social. Este hongo era clasificado como un alimento selecto, exquisito y de lujo, ya que lo consumían las casas reales con alimentos de caza o con foie-gras.

Tras la primera Guerra Mundial, se produjo una escasez de trufas, pues los agricultores habían abandonado los campos para alistarse en el ejército. Ésta escasez unida a una gran demanda de este hongo, hizo que se investigara la forma de poder cultivarlas y poder aumentar así la producción. Como resultado de estos estudios, desde los años 70 existen grandes plantaciones de trufas frescas cultivadas de temporada. Estas plantaciones comienzan en Francia y con el tiempo se expanden a España.

Con esto he querido hacer un pequeño resumen de la historia de la trufa. Poco a poco iré ampliando artículos con cosas curiosas y que vea que os pueden interesar.